Normandía y Bretaña tras 30 años de prensado

Quien soy
Martí Micolau
@martimicolau
FUENTES CONSULTADAS:

wikipedia.org, lonelyplanet.com


Soy de los que cuando se va ya lo tiene? la ansiedad de no encontrar aparcamiento, ¿te parece la preocupación antes de partir para las vacaciones sin haber reservado todos los hoteles? Lo llaman terapia de choque. Veamos cómo saldrá.
Yo, Edo, atrevida (pero no demasiado) 53 años, ella, Laura, con una energía que sé que no es toda suya. ¿Tenía más? y ahora me parece que falta algo.
Destino Normandía y Bretaña, ¿destino al que intento llegar más? 30 años. Finalmente debilité la resistencia de Laura, amante del sol ardiente y nadando en mares cálidos. ¡Quien lo dure gana! ¿Realmente? ella prácticamente decidió allí, ya me había rendido.
Y luego nos vamos, a horcajadas en nuestro espléndido Golf blanco.

Día 1

4/7 - Bourges
Salimos por la mañana, casi a la hora señalada; ¿puntualidad? cuando lo distribuyeron, llegamos tarde.
Hemos sufrido varias sangrías en la autopista: el Frejus cuesta como un concierto de Vasco, y yo canté en el coche. Las autopistas francesas, entonces, son como sus quesos, ¿iguales a las nuestras pero más? cuidado.
Con los bolsillos vacíos llegamos a la primera parada: Bourges.
Para esta y la siguiente etapa solo tengo la ansiedad de estacionar ¿por qué? Reservamos dos chambre d? hotes (básicamente Bed & Breakfast, pero ya sabes, los franceses usan su propio idioma: siempre).
Llegamos a la Catedral de Saint Etienne por el lado del ábside e inmediatamente entramos por un portal lateral. El interior ? austero y majestuoso. Cinco naves de casi 40 metros de altura y espléndidas vidrieras del 1200 (!!), ¿misma edad? de la catedral. Estamos realmente sin aliento. Luego salimos a admirar la fachada llena de esculturas, cinco portales y dos torres, una de las cuales está cortada.
La majestad, en mi opinión y hasta ahora ,? solo superado por Notre Dame y el Duomo de Milán, pero ¿cambiaré de opinión? durante el viaje.
Sacamos fotos de los jardines del lateral de la catedral y nos vamos a la habitación a descansar un rato. Nos alojamos en el Lamarck Guest, un alojamiento agradable y digno. Justo fuera del centro. 75? / Noche.
Audrey, la señora del B&B, nos habla de una noche montada en Bourges: ¿a partir de las 22 h se encienden en la ciudad? farolas azules que trazan un camino con paradas frente a edificios contra los cuales se proyectan diversas escenas que? cuentan? la ciudad. Muy, muy impresionante, lo hacen todas las noches hasta octubre.
Ahora tengo programado un desmayo para volver mañana muy animado a la segunda etapa: Rouen.





Día 2

5/7 - ¿Chartres? Giverny? Ruan
Mirando el mapa descubrimos que Chartres y su catedral estarían casi en camino y decidimos pasar.
¿De verdad la catedral? enorme, Bourges? ¿ya? medalla de plata. ¡Una fachada inclinada hacia arriba, parece una plataforma de lanzamiento para los campanarios! El interior ? similar a la de la Catedral de Bourges: ¿todo para hacer que los enanos se sientan aún más como nosotros? chiquitos.
Comemos unas crepes cerca de la catedral y luego vamos a la casa de Monet en Giverny.
Los cuadros de Monet inspiran tanto paz como los nenúfares, el puente sobre el estanque, etc., como inquietud, al menos para mí, como los dibujos de la catedral de Rouen. Los jardines, por otro lado, me inspiraron muy cálido. Entendamos, apenas puedo aguantar los jardines, entonces si los visitas en masa y a los 30 ?, los encuentro bastante pesados. A Laura, en cambio, le gustan y donde vi un charco de agua con hojas, vio los cuadros de Monet.
Ahora estamos realmente apuntando a Normandía: llegamos antes de la cena a la chambre d? Hotes? La Phenix? gestionado por Simona y Pietro. Sí, son italianos. Una sorpresa.
¿Nos explicaron lo bien que es la vida en Normandía, donde las cosas parecen funcionar y la población? muy volteado hacia el otro ?, tolerante. Parece la Italia en la que vivimos ahora ...
Vamos al centro y cenamos en chez Philippe cerca del centro (no está mal) y luego, como Simona y Pietro nos aconsejaron, nos paramos frente a la Catedral (inmenso, no hace falta decirlo) ¿por qué? a las 11 comienza un espectáculo de luces y sonidos proyectados en la fachada.
Esta segunda noche de luz y sonido sé lo que será incluso el último. ? una cosa muy francesa y estoy un poco aburrida. Pero de todos modos, visto una vez ,? una cosa sugerente.
¿Ellos son más? Cansada de ayer, sueño con desmayarme en la cama. ¡Lo que hago tan pronto como lo veo!



Día 3

6/7? Ruan - ¿Etretat? Honfleur
Vas al centro para visitar la Catedral de Notre Dame de Rouen, pero las dos primeras fotos en el sitio ¿dónde? La Doncella de Orleans, Juana de Arco, fue quemada viva en la plaza del Vieux March.
Para ir a la catedral se pasa por la Rue de Grand Horologe, donde no hace falta decir que pasas bajo un reloj que solía estar en una torre y quizás ¿por qué? los ciudadanos vieron poco, ya tiraron? y ahora actúa como un arco en el camino, ¿mucho más? abajo. Ahora en Rouen todos se han vuelto muy puntuales. Los relojes son muy bonitos (hay dos, uno a cada lado), de una sola mano, todos dorados.
Al llegar frente a la catedral hay que admirar la fachada, toda una estatua y los adornos. ¿No simétrico, para nada, y me molesta un poco ?. Incluso las torres de los lados son diferentes, ¿una más? alto del otro y uno con techo puntiagudo y el otro no. Ah, en el centro de la iglesia se eleva una aguja (de hierro fundido). la "P? 151 metros de altura en Francia.
El interior, lo admito, ahora me espera: columnas altas, vidrieras. ¿Y qué? ?. No me gusta acostumbrarme a la belleza, ¿pero? entonces ?. Si solo hubiera visto esta catedral, me habría quedado sin aliento.
Algo interesante: ¿aquí? Ricardo Corazón de León está enterrado. ¡El buen rey de Robin Hood!
Al salir nos dirigimos hacia Saint Maclou, una iglesia gótica de rostro curioso y convexo. Muy bonito por fuera, por dentro? No lo sé, estaba cerrado.
¿Aquí es donde pasa el Sena y no quieres dar un paseo por el río que conocimos en París? ¿Aquí? ¿un poco? crecido, ahora estamos cerca de la boca.
Vamos, cogemos el coche y nos dirigimos a Etretat. ¿Después de un tiempo? de incomodidad para los cientos de coches, más? el nuestro, que parecía el único, no debería tener plaza de aparcamiento, cogimos las cosas de la playa con mucha confianza y partimos.
Etretat? una playa de guijarros con acantilados de alabastro blanco en ambos extremos que son un inmenso espectáculo. Ambos son fácilmente escalables a pie. El de la derecha, mirando al mar, el acantilado d? Amont tiene una capilla en la parte superior y la vista sobre el otro acantilado que forma un arco y al frente tiene una aguja de 50 metros. Aquí Monet realizó algunas de sus pinturas más famosas. famoso.
Nos bajamos del acantilado y decidimos ir a la playa, como han hecho decenas y decenas de personas. C ?? un sol hermoso y viendo eso c? quien se baña nos engaña. Laura se zambulle y al salir me dice:? Nnoon fff-aar-llo ...? con dos ojos así. ¿Pero lo será? incluso el hombre de la casa, ¿no? Y luego, tras largos segundos de indecisión, me lanzo. ¡Experiencia de hibernación! Me bañé durante unos 12-13 segundos. Y me parecieron eternos. Subimos con dificultad los guijarros y llegamos a las toallas. Y me quedo dormido, como esperaba.
Cuando me despierto también atacamos el otro acantilado, el risco d? Aval. Millones de fotos y podemos volver atrás. ¡Ah, en la playa hubo un concierto y hasta cantaron una canción en italiano! ¿Te veo esta noche? de Lucio Battisti.
Volvemos al coche y nos dirigimos a la nueva Chambre d? Hotes reservada cerca de Honfleur? Fermes des Lisores? (60?), Una hermosa finca que nos recibe con vacas y terneros en el jardín delantero. Veronique muy amable nos acompaña a la habitación. ¡Todo muy bucólico!
Para cenar nos dirigimos a Honfleur, un hermoso pueblo alrededor de un pequeño puerto. Comemos le moules (mejillones) de L'Escala. ¡Dos porciones gigantes! Y bueno.
Demos unos pasos más a Honfleur y luego de regreso a la granja, digamos que tenemos que ordeñar las vacas.
No, no fue necesario. Así que buenas noches.



Día 4

7/7 - Arromanches - Bayeux
Buen desayuno y nos vamos.
Cruzamos el Ponte de Normande para llegar a la primera parada de nuestro recorrido entre los lugares del desembarco del 44.
Llegamos a Arromanches les bains a la hora del almuerzo.
Casi todo se sabe sobre el desembarco, pero la historia de este lugar es increíble. Los aliados necesitaban un puerto para aterrizar vehículos y hombres una vez conquistada la costa. ¿Ganaste uno ya? existente podría llevar demasiado tiempo y demasiadas vidas, ¡así que lo trajeron de Gran Bretaña!
En los días posteriores al desembarco, inicialmente hundieron una serie de barcos frente a Arromanche para hacer una presa artificial, luego se transportaron enormes bloques flotantes a los que se unieron pasarelas. Esta estructura con alta mar sirvió como muelle. Aquí aterrizaron cientos de vehículos y cientos de miles de soldados. Guerra ? también se ganó aquí.
Llegamos con marea baja y hemos podido observar de cerca los bloques que han quedado aquí para presenciar esta inmensa empresa de hombres.
Luego subimos al acantilado, ¿dónde? ¿Se ha instalado un cine 360? donde seguimos la historia del desembarco. Desde aquí c ?? la mejor vista de la bahía, desde la cual observamos el avance de la marea.
Cuando regresamos a la orilla, el mar ha llegado al paseo marítimo y las cuadras por donde habíamos caminado están a cien metros.
Comemos unas crepes y luego nos vamos a Bayeux donde tomamos posesión de nuestra habitación en Clos Fleury (¿70?) Regentada por una pareja de ancianos muy diligente.
Nos informan que tenemos suerte: hoy en Bayeux c ?? el festival medieval anual. Me viene una mitad tierno: no amo mucho, n? fiestas de disfraces, n? las reuniones de multitudes. ¿Los encontrarás aquí? ¡ambos!
Llegamos al centro y? un torbellino de espadas, ballestas, brujas, acróbatas y mucha, mucha gente. Todo como se esperaba. Cortemos entre la multitud y vayamos a ver algo que no sabía que existía, mientras que Laura, como buena profesora de historia, lo sabe muy bien. El tapiz de Bayeux.
? guardado en la biblioteca municipal. Laura me explica que no? un tapiz pero? un bordado. Yo hago s? con la cabeza, esperando que no me pregunte la diferencia. Ella que me conoce evita la rabia.
Sin embargo, ? una alfombra de 70 metros de largo que describe la historia de Guillermo el Conquistador. Muy interesante.
Ahora volvamos a enfrentarnos a los bárbaros para ir a la catedral. ? enorme. Pero, lamentablemente, c? realmente demasiada gente, necesito respirar. Regresemos a la habitación.
A las 20 horas vamos a cenar: un milagro. ¿¿No c?? ¿Pi? nadie. Pero ninguno en absoluto. Y los restaurantes, casi todos cerrados. Nos encontramos con uno bonito, Le Table du Terroir, donde conocemos a otra pareja italiana que huyó hacia el norte de Francia.
Impresionante, sin embargo, cómo se ha despoblado la ciudad.

Día 5

8/7? Lugares de aterrizaje
Hoy hacemos un recorrido por los lugares del desembarco el 6 de junio de 1944.
Pero primero unas palabras sobre el abundante desayuno de la joven pareja que dirige el Clos Fleury. Pan perd ?, un excelente postre elaborado con pan duro, azúcar y otras cosas que lo hacen delicioso. Búscalo en Internet.
Refrescados correctamente dejamos para detenernos casi de inmediato: en Bayeux c ?? el cementerio militar británico que alberga más? de tres mil soldados casi todos muy jóvenes y casi todos murieron en los días del desembarco. Lápidas con el nombre, todas alineadas en un jardín perfectamente cuidado con árboles para dar sombra a los restos de estos pobres niños. ¿Casi todos de la edad? de nuestros hijos.
Con un nudo en la garganta partimos hacia Longues sur Mer para ver las baterías alemanas que protegían la costa. Ese día resistieron hasta la noche y luego capitularon. Ellos eran los malos, pero ¿me imaginaba parado allí? disparar desde el interior de un búnker de hormigón armado mientras desde el cielo y desde el mar te bombardean sin descanso, sabiendo que no tienen escapatoria.
Nos trasladamos a Colleville s / Mer para visitar el cementerio americano justo encima de la playa de Omaha, ¿la playa dónde? se pagó el precio pi? alto de vidas humanas (3000 entre los aliados, lamentablemente no he encontrado las cifras relativas a los alemanes). El cementerio ? un bosque de cruces y algunas estrellas de David, todas perfectamente alineadas y orientadas al oeste, hacia los Estados Unidos, para un total de más? de 9.000 tumbas. Definitivamente escenográficos y aquí también jóvenes de 18 a 40 años con la gran mayoría de jóvenes de 19 a 21 años. Salimos y vamos a la playa de Omaha donde hay una escultura de acero llamada? Los valientes? (los valientes) recuerda la valentía y el sacrificio de miles de jóvenes.
Ahora nos dirigimos a Cambe para visitar el cementerio de los derrotados, los alemanes. ? el cementerio pi? grandes (21.000 tumbas) pero poco se dice al respecto. ¿Los muertos no tienen nacionalidad? y también muchos de estos tipos han vivido toda su vida bajo Hitler, ¿ya? sólo esto hace que todo sea aún más? triste.
Para comprender el impacto del desembarco en el territorio, vayamos a Pointe du Hoc, una península estratégica. Aquí quedaron los cráteres de las bombas aliadas. Son enormes, la península parece un queso suizo. Un testimonio visual muy útil.
¿La última etapa? Sainte-M? Re-? Glise, ¿dónde por error? un grupo de soldados estadounidenses se lanzó en paracaídas, la ciudad? estaba lleno de alemanes que prácticamente dispararon, matando a decenas de niños. El lugar ? famoso por qué? un par? Había quedado atrapado en un campanario del campanario y ¿sí? salvado pretendiendo estar muerto. Ahora en el campanario, en la memoria, c ?? un maniquí con un paracaídas enredado.
Regresamos a Bayeux con un espíritu no precisamente festivo.
Para la cena cenamos en? Le Volet Qui Penche ?: me comí la tete de veau (cabeza de ternera), para nosotros piamonteses? comestible por qué? nos comemos la? cabeza ?. Para otros creo que es muy difícil comerse este plato. ¿Pero? realmente bueno.

Día 6

9/7 Mont Saint Michel
Dejamos Bayeux para dirigirnos a la frontera normanda-bretona.
El navegador de Google Maps debe ser de estas partes: pi? que el camino pi? parece fácil saludar a familiares en el campo. Solo vimos vacas, granjas y trigo, pasando por calles diminutas. Tras varios zigzags a nuestra izquierda aparece la inconfundible silueta del Mont Saint Michel.
Para mí casi se había convertido en un deseo incumplido. ¡Gracias Laura por haber consentido en este viaje!
Aparcamos: estoy tan emocionado que ni siquiera me pregunto cuánto costará, ¿vamos a tomar un autobús? ¡y ve!
¿¿No c?? nada que pueda decir que no sea ya? se ha dicho sobre este lugar.
Llegamos con la marea alta y alrededor de la isla se ve venir el agua: interesante. Durante la visita, la marea alcanzó su máximo y el agua? Llegó a tocar las murallas.
Soy feliz como un niño en el circo. Tomé un millón de fotos. En serio: ¿sólo una cena con Roberto Baggio, Del Piero y Michel? ¿Le Roi? ¿Platini podría ser más? satisfactorio. ¿Si les pagan?
En el aparcamiento se me vuelven a hinchar los ojos: ¡14 euros! ¡Cuesta menos aparcar en la Plaza de San Pedro!
Segunda parada del día: Saint Malo. ¿Llegamos a última hora de la tarde y Laura quiere quedarse un rato? en la playa. Un vistazo rápido a las paredes y luego encontramos nuestro lugar: pongo la toalla, Laura quiere quedarse en la arena seca así que nos alejamos del agua, y me desmayo. Demasiadas emociones hoy.
¿Cuándo recuperamos los sentidos (Laura también estaba emocionada) el mar? muy lejos, en una hora será retirado más? de cien metros. No me acostumbro a las mareas.
Aquí explotan el fenómeno: en la playa han levantado un muro rectangular (¡rima!) Abierto hacia la playa, de 2/3 metros de altura. Cuando el agua se retira, el muro bajo la retiene y se forma una piscina natural. ¡¡También hay camas elásticas !!
Gracias a la marea baja se llega a un islote desde el que se puede? admire esta hermosa ciudad, todo rodeado por poderosos muros. Un encantamiento. Después de un recorrido por las murallas, diríjase hacia Dinan para pasar la noche.
El lugar ? ¿en la ciudad? ¿y? el único punto a favor. Habitación pequeña en una casa no muy bien cuidada (vista del priorato - ¿70?) Esperemos desayunar mañana.
En la cena, me disparo un pincho de ternera de medio metro. Los veganos me odiarán. Laura en su lugar un cuenco de mejillones muy pequeños. Tan pronto como ? logré terminarlos nos vamos a la cama.

Día 7

10/7? Dinan - Fuerte La Latte - Cap Frehel
El desayuno confirmó la insuficiencia de la chambre d? Hotes. Vale, de todos modos estuvo bien, nos adaptamos mucho y no tenemos pretensiones, pero en cualquier caso, al menos noto las diferencias de trato.
Dinan? muy hermoso. Ciudad medieval con una hermosa calle en fuerte descenso con casas de entramado de madera (son casas con vigas de madera vista en las paredes) que conduce a un hermoso puerto sobre el río Rance. Romántico.
¿Caminemos un poco? en las murallas que rodean el pueblo, miramos la torre del reloj y el castillo, no Laura, no lo visitamos: ¿habrá? el salón de honor, los dormitorios con baños, el salón de los soldados, la cocina. Voil ?, como si lo hubiéramos visto.
Ahora vayamos a Cap Frehel: leemos sobre un paseo por el? Sendero de los aduaneros? desde el faro hasta Fort La Latte. Aparcamos y descubrimos que el tiempo máximo de aparcamiento? tres horas y solo van y vienen si se quitan las tres horas? por eso nos aconsejan hacer la caminata al revés. Actualice las guías entonces.
Llenos de ilusión nos dirigimos a Fort La Latte, parking gratuito. ¿Usted?.
C ?? pleno sol en Bretaña! Desde que estamos aquí, por cierto. Pero no hace calor (¿22?) Así que abordamos el camino a la hora del almuerzo. ¿Por un momento? no? nada especial, entonces casi en Cap Frehel se puede ver una extensión de flores púrpuras y amarillas: ¡el páramo! ? fuera de los libros de geografía y se presenta en toda su belleza. ¿Ahora los extraño solo más? musgos y líquenes.
¿Hay hermosas fotos con estos colores y el faro allí? En el fondo. Los acantilados son menos impresionantes de lo que esperaba, pero la vista merece la pena.
Comemos bocadillos comprados sobre la marcha en el faro y regresamos.
El regreso, que debe haber estado ahí ,? ¿Pi? escenográfico, con Fort La Latte al fondo.
Cuando llegamos al fuerte preferimos una cerveza y un jugo para visitar, muy bienvenidos.
Viaje ida y vuelta 2 horas, en lugar de las 3 previstas, pies sucios (el camino está muy polvoriento) y cansancio, que no se dice, sin embargo. C ??.
Ahora vamos a Binic para la próxima cámara. Un lugar encantador, La Chambre du Vaudic en Pordic (67?) (Todo termina en ic, en esta área), en manos de una pareja muy orgánica, incluso la cerveza que me ofrecieron era orgánica.
Cena en Binic, me moules y me hace hamburguesas a Laura y nos vamos a caer. El primero que dice? 50 años y no los escucho ??

Día 8

11/7? Abadía de Beauport e Ile de Brehat
Obviamente desayuno orgánico, bueno aunque no muy rico (croissants, no, salami, no, quesos, no) y listo. Francine nos aconseja ver Beauport Abbey y así sucesivamente. que hacemos: de camino a Paimpol c ?? esta iglesia en ruinas, sin techo y con césped, rosas y hortensias en lugar del piso. Un oasis de paz con vistas al mar: damos un paseo y vemos barcos encallados por la marea baja: parecen dormir así. Acuéstate de lado en la arena.
Ahora vamos a Brehat para tomar el barco hasta Ile de Brehat. Billete con visita a la isla y atraque, 16 euros: ¿si no puedes? También haga el boleto solo para cruzar y atracar.
? ¿Un archipiélago de decenas de islotes (o más bien rocas) y dos islas más? grande. Además de la belleza del paisaje, se aprecian las diferencias con el nuestro. Podríamos estar en Cerdeña pero en las islas hay pinos y? todo muy verde. C ?? un hermoso faro y un molino de mareas original.
Tomo un montón de fotos, creo que de todos modos, pero me cautiva la inspiración y el coche que me dieron antes de partir. Siento a Mc Curry, pero ya lo sé que cuando miro las fotos descubro mejor? ¿las diferencias?
Después de atracar, ¿el objetivo? la plage de Guerzido a la que llegamos, perdiéndonos, en 10 minutos. Vabb? No me repito sobre la belleza del lugar, digo por? que aqui el agua? ¿Pi? caliente, de hecho mi baño dura el doble que el que hice en Etretat: 30 segundos planos !!! No chicos, parece Cerdeña, pero ¿en realidad? ? propia Bretaña. Me quedo con la piel de gallina para recordarme que no vuelva a sumergirme, cautivado por las similitudes.
Una hora y media de svacco y luego, con cerveza bretona en mano, salimos a dar un paseo por la isla. ¿No hay coches? todo muy bucólico. Ven gente ,? hermosa: ¡pero báñate en casa!
De regreso a tierra firme nos centramos en Treguier donde reservamos una chambre (Kergroas en Trezardec, 66?) A cargo de Pierette: una simpática abuela que nos ofrece un aperitivo presentándonos a toda la familia: hijo, nuera y tres simpáticos y hermosos nietos.
A las 20.30 nos vamos? Al pueblo? y arriesgarse a ayunar? ¿aquí? ¿ya? todo cerrado, en los restaurantes nos dicen eso? tarde, ¡y son las 20.45 pm! ¡¡Por suerte hay brasseries !! Un buen entrecot (Laura, desdeñosa del peligro, se lleva una pizza) y luego a la cama, muy cansada. Se sienten 50, se sienten. Que también son 53.

Día 9

12/7 - Ploumanac? H - Perros Guirec
Pierrette nos habla como si fuéramos franceses y lo hace mientras desayunamos: no es fácil untar las crepes con mantequilla, ¿que para mí ya lo es? no? fácil en sí mismo ?, tratando de interceptar al menos una palabra de cada cinco para entender el significado del discurso y articular en mi francés a Tot? respuestas sensatas. Por suerte la hay ?? Laura, que actúa como Pierrette, le habla en italiano. Casi los dejo charlar y me traen crepes, mantequilla, café? etc. en el jardín.
Finalmente podemos irnos. Ah, esta mañana? ¡llovió! Por fin. De lo contrario, se sentía como estar en Puglia.
Primero hacemos una visita a la catedral de Tregiuer. Aquí las iglesias son desproporcionadas con respecto a los países en los que se construyen. ? poderoso, siempre gótico con un campanario en punta de lápiz.
Luego, Laura se apodera de un paquete de caramelos de mantequilla con sal. ? el retrato de la felicidad? ¿Cómo será? su dentista.
Nos habríamos centrado en Trestrou, pero Pierrette nos aconsejó ir directamente a Ploumanac? H, aparcamiento Semaphore, para tomar el camino GR34, también el de los aduaneros, que conduce al faro de Perros Guirec, pasando por la costa de granito rosa. Enormes rocas erosionadas por el viento que tomaron diferentes formas: una ola, la cara de un gorila, un caparazón, etc. Calle. La naturaleza siempre sorprende.
Después de una hora de deambular entre las rocas llegamos al faro, pequeño, del mismo color que el granito. Muy hermoso.
Después de unas cuarenta fotos en el faro, continuamos la caminata y llegamos a la Plage de Saint Guirec. Vabb? ? hermoso también, con un islote en medio de la bahía. Esta vez no pruebo el baño, convencido por la poca gente en el agua, y elijo la catalepsia. ¡Aquí juego en casa! ¿Pero Laura? aparece un digno.
Nos recuperamos después de aproximadamente una hora. ¡¡Nos estamos bronceando en Bretaña !!
Ahora un paseo menos bucólico nos lleva al parque de esculturas. Los artistas también serán buenos, pero para decirlo como Alessandro Borghese, ¿la ubicación? muy descuidado. Un prado de hierba seca. Algo triste, no vale la pena.
De vuelta en la cámara nos preparamos para la cena. Volvamos a la brasserie de ayer (Les Vieilles Poutres). Juguemos a lo seguro y luego durmamos. ¿Tanto Treguier? Totalmente vacío y cerrado después de las 9h.

Día 10

13/7 - Morlaix - enclos paroissiaux - Ile Vierge
Otra charla de desayuno, luego nos despedimos de la muy cordial Pierrette y nos dirigimos hacia el oeste.
Primera parada, lavado de autos: tengo las ventanas sucias y decidimos lavar todo el auto con los cepillos. Resultado: ¿limpiar la máquina y el cristal? sucio como antes. Perfecto.
Seguimos hacia Morlaix, población dominada por un enorme viaducto ferroviario que data de 1860. Carina la città? sin para? Cosas dignas de mención, aparte del viaducto. ¿Puedes? También ve arriba, desde donde se divisa el puerto fluvial de la ciudad.
A partir de un diario de viaje descubrimos la existencia de los? Enclos paroissiaux ?, en complejos parroquiales italianos. Paramos en St. Thegonnec, Guimiliau, Lampaul-Guimiliau. Todos son muy similares: un muro bajo, con arco de triunfo, que rodea un espacio en el que hay una iglesia, un calvario (una construcción similar a un sepulcro, como el Arche de Verona) y un cementerio. Los recomiendo, son muy interesantes y todos a menos de 10 km.
¿Pero apuntamos a más? allí adentro: después de 50 minutos de viaje llegamos frente al faro de Ile Vierge. ¿El faro pi? de altura en Europa, 85 metros. Parece un misil. ? en un islote y, obviamente, solo se puede llegar por mar. Y llegamos tarde al último cruce. Paciencia. Docenas de fotos y te vas a la playa. Hoy hace guay, así que no svacco.
? un lugar muy hermoso, que sabe como el fin de la tierra. Luego hay decenas de barcos anclados en la bahía, un lugar muy fácil de fotografiar.
Ahora vamos a la habitación reservada, Ty-Jos Pays des Abers (¿68?) Cerca de Plouguerneau, a Lucien y su esposa. ? una cabaña en una colina directamente en Aber Wrac? h. Los Aber son prácticamente fiordos bretones. ¿La vista desde la cámara? encantador.
Para cenar, una galleta y unas crepes (la mía está todo quemada) en la Creperie du Pont y volvemos a Ile Vierge para ver el atardecer.
Al llegar a la playa descubrimos que no hay agua? más ?! Y todos los barcos están encallados. ¿Una sorpresa que merece un buen trato? de fotos. ¡Y espere el atardecer, que llega con hermosos colores a las 22.19!
El día terminó con estilo.

Día 11

14/7 - Camino de los faros
¿Desayuno? en el sentido de que Lucien y su esposa están ahí? mientras comemos. ¿Un poco? vergonzoso, como había sido con Pierrette. Los bretones son muy atentos y están encantados de charlar. Entenderlos ayudaría.
Cerca de la chambre c ?? el mirador de Aber Wrac? h. ¿La marea? baja y c ?? poca agua pero la vista? muy hermoso. El punto ? en la carretera de Plouguerneau a Paluden (pero en cualquier caso está señalizada).
Salimos por la carretera de los faros (veremos tres, nos hemos dejado uno y nos hemos olvidado de otro ..). Sin embargo, no solo los faros: ¿el primer destino, de hecho? el dolmen de Guilligui. En un montículo en Portsall c ?? una cruz romana y un dolmen y de ahí? ves una excelente vista. Repito, ¿la marea? bajo, todos los barcos, realmente muchos, están descansando en el suelo. Surrealista.
Bajamos por una pequeña carretera en el lado opuesto de la cruz y damos un paseo por la bahía, entre los barcos. ¿Y cuando vuelve a suceder?
Desde aquí nos dirigimos hacia la capilla de San Sansón. Una iglesia muy bucólica frente al mar. Frente a la capilla encontramos a dos ancianos practicando tai chi. Estoy dividido entre un sentimiento de ternura y uno de compasión. ¿Aunque tiernos son tiernos? se mueven realmente mal. Sar? l? edad? o la falta de formación, pero parecen estar muy ocupados. ¿El tai chi? un movimiento muy armonioso, su? ¿Pi? artrítico. Libéralos para que lo hagan, libérame para criticar.
También hay algunos caballos pastando, parece un plató de película.
Ahora te diriges a la península de Saint Laurent desde donde puedes ver el Phare du Four, que vigila el mar desde una roca a 2 km de la costa. Otro conjunto natural. ¿Sería más? escenográfico con mar agitado: ¿el faro? uno de esos pi? jugado, abofeteado por olas tan altas como él. Hoy por que ¿Tengo suerte, el mar? una tabla, las únicas ondas que veo son las del cabello de Laura. Sin embargo, tomé una veintena de fotos, todas perfectamente iguales. ¿Piensas en aburrimiento cuando lo haces? ver a alguien. A mí cada toma me parecía muy original y en cambio son buenas para el juego? Encuentra las diferencias ?.
Alejado de Laura, todavía tenía la esperanza de un? Maremoto, primero vamos a una panadería a comprar unos bocadillos (degustar el? Pomm? Breton? Cake, pesa como hierro fundido, pero? Muy bueno) y luego hacia Pointe de Corsen, el punto pi? al oeste de Francia continental. ¿¿No c?? mucho, si no el "punto", que fotografiamos diligentemente, pero solo una vez.
Nos movemos hacia el sur hacia Le Conquet para ver la península de Kermorvan: a un lado de la península hay una playa enorme (Plage des Blancs Sablons), me parece muy bonita dada la interminable extensión de coches aparcados, pero ¿estamos hoy? somos holgazanes como estos varados aquí.
¿Ponemos el coche al límite? ¿Rodando? y caminamos entre los helechos en un paisaje anónimo. Quizás los varados no sean precisamente los incautos. Finalmente llegamos a la punta donde hay un faro y un fuerte, ambos cerrados. Fotos aquí y yo? y de regreso al auto. ¿Entendemos ahora que el país frente a la península? Le Conquet, pero no iremos allí. Tenemos que hacer sacrificios ...
A continuación, deténgase en el faro de Saint Mathieu, poco después de Le Conquet. Aquí estamos en la poesía: una abadía inacabada (o en ruinas) y un faro rojo y blanco a su lado. La máquina, conociéndome, comienza a tomar fotografías por sí misma.
Ahora tenemos sed y calor: primero la apaciguamos en el bar, para el segundo necesitamos un baño. ¡Encontramos una pequeña playa y nos acercamos al agua que nos muerde los tobillos! Dejemos el baño solo, vamos, corres el riesgo de hipotermia. Optaría por una buena siesta, pero una llamada telefónica de Luca, uno de los niños abandonados en casa solos (cálmate, no teléfono azul: tienen 22 y 25 años, los pequeños), me distrae del programa. Pero sabes, ¿e hijos? piezz? y core.
El día termina en Saint Renan donde Anne nos espera en su? Les Chambres d'Anne? (¿48?).
Comemos en la Creperie La Maison d'Autrefois. Me compré una salchicha Mol? Ne (¿no mucho?), Laura la centésima galette.
¿El faro pasado por alto? Treven's, no lo hemos encontrado, ¿y el olvidado? el de Petit Minou y lo siento porque? por las fotos se veía muy bien. ¿Quién sabe mañana?

Día 12

15/7 - Ile de Ouessant
¿Desayuno así? ¿sí, pero? el lugar más barato, hasta ahora, y nos vamos por un día fuera del continente.
Embarcamos en Lanildut para la isla de Ouessant (35 € cada uno, compañía Finist? Mer).
Aquí c ?? una pequeña historia: para mí, tal vez s ?? Entendido, me gustan los faros y hace años Laura me hizo un estallido de un faro tormentoso. En ese momento investigué un poco y me di cuenta de que el faro era el de Creac? H, en la isla de Ouessant, de hecho. Y me dije:? ¿Quién sabe ?, ¿algún día ?. ? ¡¡¡¡hoy!!!!
Cuarenta y cinco minutos de navegación y llegas a la isla, ¿qué? 8 km de largo y 4 km de ancho, pequeño. Alquilamos dos bicicletas (14 € por bicicleta) e inmediatamente apuntamos al objetivo. Veinte minutos de pedaleo, errores incluidos, y aquí estamos. Casi me conmueve.
El faro ? enorme, con rayas blancas y negras (¡excelente elección de color!) en lo alto del acantilado. Intento entender desde qué ángulo quedó inmortalizado en la foto y probamos una copia. Aunque ? Imposible por dos razones: la primera es el mar: todavía hoy, así que no hay ola. La segunda, ¿la foto original? tomado del mar. También fotografío la roca sobre la que creo que se rompe la mega ola que veo cada mañana (¿la foto? En el dormitorio). Limito con la paranoia.
Para mí la visita podría haber terminado ahí, pero quedan siete horas antes de regresar.
Y luego, con dos bicicletas urbanas, nos adentramos en el páramo. ¡Dos idiotas! Después de 5 minutos de cómodo pedaleo, el camino se convierte en un camino de mulas. Un calvario. Cuando finalmente salimos a un camino de tierra nos encontramos con muchos ciclistas, ¿mucho más? inteligente de nuestra parte.
Luego de este emprendimiento regresamos al único centro habitado donde scofaniamo dos hermosas crepas y aprovecho de la hermosa mesera. Lo siento Laura, ¡pero no puedo sacarme los ojos!
Por la tarde nos espera una etapa en los Dolomitas, pero no lo sabíamos. Queremos ver el faro Stiff, desde el extremo opuesto al nuestro. ¿El hecho de que veas allí? arriba no nos hace sospechar. Asustemos los tipos de cambio, invoco a santos aún no canonizados y llegamos a este faro bendito. Sar? la fatiga, la dificultad para respirar, el viaje, pero no lo aprecié.
Regresemos al pueblo y nos concentremos en una playa allí. cerca. Entendemos de inmediato que no conviene ir a bordo del agua, porque no lo hay? ninguno: son todos 200 metros más? contra la pared baja que marca el final de la playa. Nosotros también amurallamos y en una hora estábamos al borde del agua, y no nos movimos. Tienes que acostumbrarte a las mareas.
También es un cerdo caliente, supongo que los bretones tienen que acostumbrarse a esto. Una hora de consuelo y tomamos tranquilos el camino hacia el puerto. ¡Y nos lleva mal!
No entendí nada de la geografía de la isla: ¿el puerto? bastante lejos del puerto, mientras pensaba que estaba allí? a dos pasos. Me embarga una leve ansiedad: me produzco con un forzamiento que ni siquiera Gianni Bugno, llamo a todos los santos de antes y llegamos (Laura siempre esperé que estuviera atrás, nunca me di la vuelta) con varios problemas cardiorrespiratorios en el depósito de bicicletas. Doy las gracias al tío que los recoge y bajamos al puerto para cerrar la fila de botes. Nos levantamos y colapsamos.
Una vez en el continente descubro que la próxima chambre? ¿mucho más? lejos de lo esperado. Está prácticamente en Pointe du Raz, a una hora y media de aquí. Llegamos tranquilos.
Cenamos en una crepería recomendada por Kristine, que dirige Sesu Dolmen en Primelin (¿70?) ¿Al borde de la civilización? y luego: cortina.

Día 13

16/7 - Pointe du Raz - Quimper - Concarneau
Entonces, reservamos mientras nos mudamos y esta última toma? ido un poco? largo. Pensé que había encontrado un lugar que permitiría que Pointe du Raz y Crozon se duplicaran, pero no. ¿Permanecerá la península de Crozon? entre deseos.
Mañana dedicada a Pointe du Raz, entonces. ¿Por unos cientos de metros no? el punto pi? el oeste de Francia (Pointe de Corsen gana) pero? una plata que sabe a oro. ¿¿No c?? comparación: l? C ?? solo el punto, aquí c ?? todo el resto. Un promontorio rocoso, rodeado de rocas con un faro en lo alto. Este lugar de noche, con el mar embravecido, debe ser un miedo verdugo. Para recordar la extrema seguridad del lugar en el promontorio c ?? una escultura conmovedora de Notre-Dame des Naufrag? si estás por allí? al fondo la Baie des Tr? pass? s, donde parece que llegaron los barcos y marineros que perdieron la batalla contra este tramo de mar decididamente hostil. Los devotos del culto celta piensan que es el punto de partida de los druidas hacia el? Aldil ?, mi pragmatismo se inclina hacia la versión menos noble.
Ahora podríamos continuar por la costa norte de la península, pero optamos por una visita urbana, Quimper. ¿Cuarenta y cinco minutos en coche y estamos en esta pequeña ciudad? con sabor medieval: calles adoquinadas, casas de entramado de madera (ahora que las conozco, lo escribo con ostentación) y la Catedral con dos campanarios gemelos muy altos. Fachada obviamente gótica, pero muy simétrica: lo apruebo.
El interior sigue al resto de iglesias con una particularidad: ¿el brazo del coro? inclinado algunos grados con respecto a las naves. Esto representa la inclinación de la cabeza del Cristo moribundo. ¡El arquitecto es genial!
Laura ahora quiere comprar cosas de Arbor Lux, ¿qué ?? Una marca de ropa bretona, ahora lo sé. Obtienes dos camisetas que cuestan un euro por línea, y hay varias. ¿Tú sabes? Son las camisas de marinero. ¡Sollozo!
¿Ahora vamos aún más lejos? Sur. La idea original era otro desmayo controlado en una playa, ¿pero los bañadores y toallas se quedaron en la habitación? ¡Somos monstruos de organización! Otra etapa “urbana”, por tanto: Concarneau. Un pequeño Saint Malo. Pero estamos demasiado cansados, no apreciamos mucho. Compramos algunos souvenirs y volvemos. Última cena bretona en el mismo lugar ayer.
Mañana bar sur, comienza el regreso a casa.

Día 14

17/7 - Chenonceau
Último desayuno, nos despedimos de Kristine, una parisina trasplantada a Bretaña, y emprendemos el viaje de regreso.
En el lejano 92 que teníamos, casados ​​durante un año, recorrimos los castillos del Loira y ahora queremos ver si nosotros o ellos hemos envejecido mejor. Temo la respuesta.
Un viaje bastante tranquilo y al final de la tarde llegamos a Chenonceau. Maldito sea,? ¡Lo mismo que hace 27 años!
El castillo ? muy romantico, para dar caries: descansando en la orilla de un rio con un tunel? puente? que lo cruza, luego están los jardines, los islotes sobre el río.
Parece estar en una caricatura de Disney y, en cambio, esta joya, habitada por Caterina de Medici, tiene 500 años. Todo en piedra blanca. Perfecto.
¿Y en el 92 fue así, yo? ¿De acuerdo? el pelo no era necesario y se fue, con nosotros entonces hace frío y hay que acumular grasa. ¿Laura todavía tiene pelo y grasa? dice quién usuario? los míos, estaban fríos.
Un kilómetro del castillo c ?? nuestra chambre L? Amandines (75?). Cómodo y lindo. C ?? incluso un gato pi? ancho que largo.
¿Cena en Amboise, ciudad? en el cual ? Leonardo da Vinci murió. Comemos debajo del castillo y nos vamos a casa para prepararnos para la gira de mañana. Laura, sí, esta vez visitamos los castillos, aunque tengo una idea de los interiores.

Día 15

18/7 - Cheverny - Chambord - Blois - Amboise
Hemos elaborado un plan "desafiante".
Un buen desayuno y listo. Brigitte, la anfitriona, nos aconseja conseguir entradas para Cheverny en la oficina de turismo aquí en Chenonceau, cuesta un euro menos (¿11?) ¿Y nos evitará? colas en la taquilla.
Vamos: oficina de turismo, entradas compradas. Es un viaje a la memoria: ¿ya solo visitaremos castillos? visitado en? 92.
¿Cheverny no? en el Loira y? arquitectónicamente perfecto: todas las cúpulas simétricas, idénticas en los lados y elementos idénticos en los lados de la entrada.
Luego lo último: los perros. Aquí en un recinto (luego salen, eh) viven cien perros de caza. Cuando llegamos, la mayoría duerme, posiblemente sobre otro perro. Es un atractivo atractivo: ves cientos de piernas en el vientre, cabezas en el trasero, etc. Divertido.
Vamos, entremos. ¿Esto no es? un castillo real, así que no hay salas del trono, los aposentos de la reina. ¿Pero? Totalmente amoblado ... Dormitorios tan completos, infantiles con juegos, salones de musica, comedor. ¿Esta parte de las vacaciones? todo para Laura y así no resoplo. Demasiado.
Recordé perros del 92, pero del 2019, en cambio, ¿lo recordaré? perros.
Ahora, Chambord. ¿La intención? mirarlo desde fuera ¿por qué? ? inmenso y no tenemos tiempo. Tan tacaño como soy, espero detener el auto, tomar las fotos y listo. Pero aquí lo tienen a muerte con los tacaños: ¿no? un lugar para gozar de la vista. Tienes que aparcar, por una tarifa. Laura dice un? Paciencia? con los ojos del Gato con Botas de Shrek y luego aparco. 6 euros! Está bien estar enojado con el tacaño, pero ¿y sí? ¡Apunta al exterminio!
¿Miramos más el castillo? famoso de todos: enorme, un bosque de chimeneas. Yo tampoco estoy muy enojado.
El dia ? todavía largo: vamos a Blois.
Aquí Enrique II había establecido la corte de Francia en 1500. El castillo ? urbano y desde fuera no expresa lo mejor. ¿El patio interior en cambio? magnífico. Hemos entrado en esto, sí, pero gracias a un bono que nos dio Brigitte tenemos una rebaja en la entrada (9,5 euros en lugar de 12), me estoy recuperando del susto del aparcamiento de Chambord.
El patio, de hecho: c ?? una escalera renacentista que por sí sola vale el precio de la entrada. Los interiores: se respetan todos los estereotipos.
Ahora queremos echar un vistazo a Chaumont s / Loire con la esperanza de sacar fotos del exterior. Sí, demasiado fácil. Aquí simplemente no entras, llegamos tarde, pero no creo que me hubiera descosido 12 euros por las fotos. Guarder? los de? 92.
Regresamos a Amboise, el castillo también cerrado aquí. ¿Entonces intentas entrar en Clos Luc ?, ¿el castillo donde? Leonardo murió. ¿Pero a diferencia de los demás? ? cerrado. Pero al menos tomamos la foto de la fachada.
Ahora estoy hecho pedazos: nos disparamos, yo el último entrecot y Laura el primer pollo de la fiesta y volvemos.
Mañana un largo viaje de regreso a la tierra de los Saboya.

Día 16

CONCLUSIONES
¿Fue un viaje inesperado, Laura? ¿Pi? por el sur y el calor, pero ¿después de más? Me merecía un premio por 30 años de total devoción, ¿verdad?
Desde el punto de vista de la satisfacción: total. Un recorrido que incluye todo, arte, naturaleza.
Muy pocas multitudes si no en el Mont Saint Michel. ¿Y en Bayeux, pero solo ser más? suerte de nosotros y sáltese el festival medieval.
La elección de centrarse en la Chambre d? Hotes? ha sido un ganador: lugares hermosos, a menudo fuera de la ciudad? y por lo tanto muy tranquilo, a precios muy bajos. ¿Siempre alrededor de 65/70? por noche desayuno incluido.
Sobre el clima, solo puedo disipar un mito: 15 días de sol ininterrumpido. Pero creo que definitivamente está fuera de lo común.
Las autopistas francesas son muy caras, pero en Bretaña nunca se paga.
Hemos cambiado 11 de chambre, pero creo que puedes. reducir la deambulación. Reservamos la mayor parte de la habitación a través de Chambre d? Hotes (https://www.chambres-hotes.fr). Elige el asiento, envía un mensaje y en un máximo de dos horas, los gerentes responden con disponibilidad. Sin problemas. Hemos reservado algo con Booking.
Lugares, en mi opinión, que son absolutamente dignos de ver:
● Etretat
● Playas de desembarco
● Mont Saint Michel
● Cap Frehel
● Ile de Brehat
● Ile de Ouessant
● Pointe du Raz
Luego ? una cosa muy subjetiva. ¿El ideal? mira lo que puedas, sin ser condenado por las vacaciones. ¿Siempre serán más? las cosas que has visto frente a las que has abandonado. ¿Entonces siempre encontrarás quién te lo dirá ?: Has estado en xxxxxx. ¿No? Entonces, ¿qué fuiste a hacer allí?

Audio vídeo Normandía y Bretaña tras 30 años de prensado
Añade un comentario de Normandía y Bretaña tras 30 años de prensado
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.