fortraveladvicelovers.com

20 días a Filipinas


Diario de viaje de Filipinas 7/01/2019? 29/01/2019
Mi viaje exploratorio a Filipinas. ¿Una nación con más? de 7000 islas, una vida no sería suficiente para verlo todo, ¿así que empecé desde la mayoría? famoso y turístico, con la esperanza de regresar a este paraíso lo antes posible.
¿Lo he estado ya? en Tailandia, Laos, Camboya y Vietnam; y Filipinas debo decir que, si por un lado pierden en cultura y monumentos, por otro lado ganan a todo lo demás, especialmente en lo que respecta a los paisajes y para la conservación del patrimonio naturalista, aunque, obviamente, vayan hacia uno desarrollo turístico masivo.
Visítelos lo antes posible y no se preocupe demasiado por el itinerario; siempre encontrarás tesoros escondidos. Mi trabajo ? el de un guía de senderismo, por lo que me encanta el aire libre y, en este viaje, intenté variar las actividades, aunque seguía prefiriendo el mar al senderismo, a diferencia de los otros viajes.
- Las fotos fueron tomadas con una Fujifilm xp300

Día 1

7 de enero: Salida
¿Después de comprobarlo un rato? de tiempo los vuelos que reservé, en el medio? Octubre, ¿un vuelo de Emirates a las 530? a Bangkok (había otros vuelos que costaban 60/70 euros menos, pero con escalas muy largas y no en un aeropuerto cómodo como Dubai). Saliendo a las 15,45 pm de Nápoles con el bus Fiumicino Express (20 € con salida desde Piazza Garibaldi), llegué a Fiumicino a las 19, teniendo el vuelo saliendo a las 20,50.



Día 2

8 de enero: Bangkok y Manila
6 horas para llegar a Dubai y, tras 1,30h de escala, otras 6 horas para Bangkok. Llego a las 18 de la tarde a Suvarnabhumi, el aeropuerto más cercano. genial, ¿de dónde voy a empezar? para Filipinas al día siguiente. Alojamiento durante la noche en la zona de Lat Krabang, que recomiendo a cualquiera que se encuentre pasando una noche en el aeropuerto. ¿El hotel? la Suite Dorada, muy cómoda y barata, donde refrescarme con una cena tailandesa.



Día 3

9 de enero: Dirección de la ciudad de Cebú
A la mañana siguiente, pagando 80 baht por el transporte proporcionado por el hotel, llego al aeropuerto antes de las 8, teniendo el vuelo a las 10,20. La compañia ? Cebu Pacific, que desde Bangkok a través de Manila, me llevará? ¿Pi? al sur, en la capital de las islas Visayas, la ciudad de Cebú. Se necesitan 3.30h para llegar a Manila, desafortunadamente aquí se convertirá la escala de 2 horas? más de 4 horas, los episodios se presupuestarán aquí en Filipinas. Entonces llego a Cebu alrededor de las 21 pm, para ser precisos en Mactan, ¿qué? un islote separado del continente donde se encuentra el centro de Cebú. Para ahorrar dinero en taxis, tomo el bus a la bahía desde el aeropuerto hasta la terminal sur, que cuesta 80 pesos. En el momento de mi llegada, el tipo de cambio euro / peso filipino era de 58.

Día 4

10 de enero: ciudad de Cebú
¿Las ciudades? en Filipinas no son un espectáculo agradable, especialmente si se los compara con toda la belleza natural que los rodea: mezcolanza de rascacielos y centros comerciales, con tráfico constante desde las 6 de la mañana hasta las 8 de la tarde. Cebu para? ? un buen puerto de llegada para poder visitar las Visayas; aquí organizo mi viaje en bus para el día siguiente: dirección Moalboal, ciudad? ubicado al suroeste de la ciudad de Cebú. Compro una SIM filipina utilizando las tarifas con descuento para Internet. Le aconsejo que elija una empresa como Globe, para hacer más recargas. fácilmente. El clima ? bastante lluvioso este día, pero todavía puedo explorar el centro, si es así? quieres llamarlo, de la ciudad. ¿Ya lo están? ¿Están en marcha los preparativos para el Sinulog, una fiesta de origen religioso que se celebrará? ¿desde? a 10 dias, asi que el acceso a la plaza de la Cruz de Magellano? limitado, y no? es posible ingresar con mochila o botellas. Celebra? El Santo Nino ?, una estatuilla española que representa al niño Jesús? de pie, llevada en el siglo XVI por los seguidores de Magallanes. Filipinas tenía una dominación española, pero en realidad, en un principio, habían derrotado a los españoles de la Expedición Magallanes, gracias al héroe Lapu-Lapu, ¿a quién? Se dedicó una estatua a Mactan. Un país, por tanto, puramente católico, con la excepción de la isla meridional de Mindanao y otras islas vecinas; aquí, durante mi estancia, allá? fue un ataque islámico. Nada de qué preocuparse para los turistas: simplemente no vaya a las zonas calientes y luego a Mindanao, y específicamente en el área de Zimboaga y las islas cercanas a Indonesia; además, en la parte sur de Palawan. Todo el resto ? absolutamente seguros, Bohol y Siquijor, así como Siargao (donde no he estado), están muy cerca de Mindanao, pero absolutamente sin ningún problema de seguridad.
Mi alojamiento en Cebú era el estudio KC, un edificio de gran altura con mini-apartamentos a las 24? por la noche cerca del Mango Mall.



Día 5

11 de enero: Moalboal
Hay muchas formas de moverse por la isla de Cebu y, en general, por Filipinas; para llegar a Moalboal tomé una camioneta de 9 plazas a las 9.00, llegando a su destino alrededor de las 12.00 pagando 250 pesos. ¿Puedes? También tomo un bus simple por 180 pesos o un taxi, que cuesta alrededor de 2000. ¿Mi viaje con madres y niños locales? era una buena forma de entrar en las Filipinas reales, lejos de los edificios de gran altura. ¿Yendo al sur, hacia la ciudad? de Carcar, ¿la ciudad está menguando? lentamente con los millones de chozas en la costa, pilotes construidos en el mejor de los casos cerca del mar o en las orillas de los ríos, a menudo muy inseguros: sostenidos por esbeltos bambú y alternando con centros comerciales gigantes, con un puerto concurrido.
Después de la ciudad, la isla comienza a mostrar su belleza partiendo de la costa sur hasta Carcar, pasando por los cerros del interior y terminando en la costa este; y finalmente a Moalboal, ¿dónde para mi gran decepción el cartel a la entrada del pueblo? patrocinado a McDonald. ¿El pueblo de Moalboal? a unos 3 km de la costa, pero todos los transportes pasan por aquí en diferentes direcciones. En la parada de autobús un? Ayuda de tráfico? ayuda a los turistas y hace cumplir los turnos de los distintos sidecars, que actúan como taxis a la playa.
Mi alojamiento, cerca de la playa de Panagsama ,? la cabaña de bambú a las 11? de noche, espartano pero no demasiado cerca de la playa, en estrecho contacto con la población local. Simon, el propietario australiano del lugar, me ayuda de inmediato a organizar mi expedición a las cataratas de Kawasan para el día siguiente y me sugiere que vaya a disfrutar del arrecife (y no de la playa, como le gustaría señalar). ¿De hecho la playa? bonita pero no muy grande y, sin duda, menos atractiva que las otras playas que encontrarás. en este viaje; sin embargo,? prácticamente la entrada a un magnífico arrecife de coral, a solo 3 metros y tendrás la sensación de haber entrado en un gran acuario!
En la playa hay buenos restaurantes y algunos pequeños bares que combinan bien con el lugar; Moalboal? principalmente un sitio turístico para el buceo, pero también un punto de partida para diversas actividades? como en todas partes en Filipinas: Trekking en las colinas entre lagos y jungla, descenso de barrancos en las cascadas, Island Hopping en la isla Pescador y sus alrededores, playa Blanca y mucho más.



Día 6

12 de enero: Bad? An (Kawasan Falls)
¿Por la mañana me despierto a las 6 para esperar a una persona que venga a verme? para llevarme a los centros de Canyoneering en Badian, pero a las 7 no hay ?? todavía ninguno. Afortunadamente, Simon se despierta a la hora filipina e inmediatamente llama para entender. La primera persona aparentemente no era de fiar, por lo que llama a otra que llega en 5 minutos. Con el patinete salimos hacia las cascadas y tarda como media hora, llevo conmigo solo un compacto impermeable, una chaqueta, pantalón impermeable y un repuesto. ¿El tiempo en enero en Filipinas? ¿un poco? inestable, dado que es el período de transición a la estación seca, y? por lo tanto, esté siempre preparado con ropa impermeable para evitar dolencias no deseadas. Aunque, según los lugareños, este año fue particularmente lluvioso.
Para el descenso al río no nos facilitan los zapatos antideslizantes que necesitaríamos sino unas sencillas zapatillas Decathlon con suela lisa, ¿nada más? mal caminar sobre rocas mojadas; desde el centro sales en moto y en 10min llegas a la entrada del camino ubicado mas? en lo alto de las colinas. Luego de pagar 50 pesos de entrada (250 por la scooter y 1000 por el Barranquismo con guía privado) y haber escuchado las recomendaciones de los oficiales, nos pusimos en camino a pie hacia el río: enseguida mi guía y yo separamos los otros dos grupos de chicos japoneses, madrugadores como nosotros, y nos encontramos después de un importante descenso al río y las primeras caídas. Un recorrido espectacular con un agua celestina, muchos barrancos magníficos y los rayos del sol que cortan la vista detrás de nosotros, enfrenté varios saltos y zambullidas incluyendo las dos más? 12 y 14 m de altura. Un lugar que recomiendo absolutamente como toda la zona alrededor, ¿será? sin duda Cebu, la isla que se profundizará? cuando volveré en este país.

Día 7

13 de enero: Dumaguete
Por la mañana llamo al primer sidecar que pasa para llegar a la parada de Moalboal, y luego espero un bus de la empresa Ceres, rumbo sur. El asistente de tráfico me tranquiliza sobre la dirección del autobús, ¿qué debo hacer? su última parada en Bat ?, donde c ?? un puerto pequeño: el boleto cuesta 120 pesos por más? dos horas de viaje.
Una vez en Bat ?, prefiero coger un sidecar para llegar a Liloan, que es un puerto aún más? al sur, con mas? recorre y llega al puerto de Sibulan (Isla Negros Oriental), ubicado a tan solo 4km del centro de Dumaguete; de Bat? en lugar de eso, llega al puerto de Tampi, donde todavía estará obligado a tomar un sidecar.
Dumaguete? ¿ya? ¿Pi? agradable y habitable, en comparación con las otras dos grandes ciudades? que he visto (ciudad de Manila y Cebu) con un paseo marítimo, ampliamente elogiado por Lonely Planet. Este último tiene farolas antiguas de principios del siglo XX, pero sigue siendo feo a los ojos de un italiano. Dumaguete? la base de operaciones de las islas de Apo y Siquijor, pero tiene mucho más que ofrecer para hacer senderismo a poca distancia de la ciudad. ¿Me dedicaré? a las dos islas y, por la tarde, después de un almuerzo en el paseo marítimo, reservo para el día siguiente haciendo snorkel en la isla Apo (Apo significa Tortuga) con Harold? s, una empresa muy patrocinada que? también cadena de hostales.
¿Mi alojamiento? Sam? s Bed and Breakfast, estructura nueva, paga 28? por noche para un apartamento familiar; muy verde para Dumaguete; estaban agregando bungalows de bambú durante mi estadía.

Día 8

14 de enero: Isla Apo
Cita a las 8,30 en la sede de Harold? S; Dejé la scooter (alquilar una 125cc cuesta unos 250 pesos diarios en Filipinas), firmo unos papeles y me entregan aletas, careta y chaleco salvavidas; todo el dia organizado, mas? El equipo cuesta 2000 pesos. Comenzamos con varios buses de la empresa en dirección sur, hacia la playa de Malatapay (si lo desea también puede organizar la visita usted mismo tomando un barco programado hasta el puerto cercano). El barco ? en 20 metros con dos grandes barras a los lados (el clásico Bangka en uso en Filipinas); a pesar del mar embravecido, el movimiento no se percibió demasiado, lo lamenté en otros días de este viaje. Estamos divididos en grupos de 5-8 personas, tanto para el buceo como para el snorkel: cada uno tiene su propio guía con un chaleco salvavidas de referencia. Los grupos nadan no muy cerca unos de otros, también ¿por qué? donde mires ves todos los colores y la vida de este santuario marino, ya protegido? desde la década de 70, es un arrecife de coral bien conservado. ¿Incluso las tortugas ya no están estresadas? de vez en cuando a estas excursiones diarias, ¿también por qué? nunca se sienten abrumados por los turistas y sus cámaras. Entramos al agua cuatro veces en total; en lugares no muy alejados unos de otros, rompiendo con bocadillos y un copioso almuerzo filipino. No hace falta decirlo, ¿hacer amigos de todas las nacionalidades? ? muy fácil: un día maravilloso coronado por el mágico silencio de regresar a la playa al atardecer.
Por la noche, después de una cena rápida en el centro, tomo un par de cervezas en el Hayahay frente al mar, un bar sobre pilotes con música en vivo y un lounge.

Día 9

15 de enero: Siquijor
Por la mañana me dirijo a la taquilla de Oceanjet una hora antes de la salida del ferry a Siquijor, ¿cuál será? a las 9,30. Sam, el dueño ,? porque? amable de acompañarme; mientras espero, disfruto por última vez del paseo marítimo de Dumaguete, con el gran edificio universitario. El ferry cuesta 180 pesos hasta Siquijor y, apenas llego, alquilo una scooter yo mismo dentro del puerto, por todo el día, accediendo a que me acompañen al día siguiente hasta Larena, de donde saldré. el ferry a Tagbilaran / Bohol: pago los 500 pesos. Siquijor definitivamente merece una estadía más larga. ¿De largo pero en un día en scooter puedes visitar, para bien o para mal, todo lo máximo? hermoso; en un scooter la experiencia? emocionante, permitiéndote entrar a la isla en contacto con los lugareños entre los más? amable y calido de mi viaje, sobre todo los niños.
Después de selva, cascadas y pueblos, me dirijo a la playa de San Juan para esperar el atardecer en la isla Apo con un Red Horse frío (La cerveza nacional es la San Miguel, la Red Horse es su versión fuerte). Mi alojamiento? el Go Guesthouse, cuesta 11 €; ? muy cerca del puerto de Siquijor, con acogedoras habitaciones y baño compartido. Siquijor? considerada la isla de los hechiceros y yo? Sucedió que les dije a los filipinos que me iba a ir o que había estado allí, y que me consideraran casi loco. Temor ? injustificado: en esta isla había curanderos tradicionales que, con una mezcla de medicina natural y ritos con agua, curaban a las personas; hoy en día se dice que todavía hay alguien que, a pedido, muestra estos ritos a los turistas.

Día 10

16 de enero: Tagbilaran / Panglao
Por la mañana, según lo acordado, un sidecar me lleva al otro puerto de la isla, a Larena; Compré el boleto el día anterior (cuando es posible, esto es lo mejor que se puede hacer), por lo que solo pago el equipaje y la tasa portuaria (suelen ser dos mostradores diferentes). Conozco a dos chicos asturianos aquí, ¿con quién compartiré? varios días en este viaje. Con Rubén Diego, después de unas 3 horas en ferry, llegamos a Tagbilaran y luego de haber recuperado nuestro equipaje tomamos un sidecar. Nos dirigimos a Panglao donde nuestros hoteles no están muy lejos de la playa de Alona; Tengo tres amigos que me esperan y que han visitado toda la isla de Bohol antes de conocerme.
¿Nuestro alojamiento? en la playa Libaong White: el hotel Aramara; habitaciones amplias y confortables, a tiro de piedra del paraíso, cuestan 30? por noche. Por la noche cenamos en el restaurante Bamboo, donde el dueño italiano nos da varios consejos sobre Panglao que nos serán de utilidad. Panglao? fue el lugar donde ciertamente comimos mejor, gracias a los buenos restaurantes italianos; además, considerando el fuerte valor turístico, a principios de enero de 2019? También se inauguró un aeropuerto.

Día 11

17 de enero: Panglao
Con las chicas decidimos disfrutar de un día de relax, así que dejo a los españoles; 6 horas en scooter para ir y volver de Choccolate Hills (colinas muy particulares y geométricas del interior). Luego partimos en busca de una playa solitaria. Gracias a la información recibida el día anterior, inmediatamente acertamos yendo a la playa de San Isidro, encontrando un pequeño paraíso para nosotros solos. En el camino para llegar, en San Isidro, c ?? un restaurante español sobre pilotes donde vamos a almorzar: pequeñas tapas de pescado o verduras, y muchas otras cosas de calidad? para comer, con columpios con vista a la selva y al mar. De regreso al hotel, paramos en la granja de Bohol Bee para visitarla y comprar souvenirs ecológicos: hay mujeres que hacen alfombras y bufandas, un enorme huerto orgánico y muchas colmenas con abejas trabajadoras. Casi todos los helados, cosméticos y todos los demás productos tienen miel orgánica, producida en esta finca.
Por la noche cenamos en el Luna Rossa, un restaurante puramente italiano y muy bueno, con los propietarios casi sorprendidos de ver a otros italianos en enero.

Día 12

18 de enero: Balicasag e Isla de San Francisco
Por la mañana saludo a las chicas que van a la ciudad de Cebú, para tomar el avión a Coron al día siguiente; porque? Llego a Diego y Rubín en la playa de Alona, ​​donde con la empresa española Piratas, iremos a visitar Balicasag y las Islas Vírgenes, a un costo de 2500 pesos por persona. Esta vez, tenemos un barco solo para nosotros y después de 45 minutos llegamos a Balicasag, una isla plana, ¿cuál no es? nada más que una acumulación de corales en una chimenea volcánica submarina. Dejando las mochilas a nuestros guías filipinos y tomando el equipo, ingresamos a otro bote de remos conducido por un nativo. Paramos primero a buscar las tortugas, pero ¿la visibilidad? no? bueno en cuanto a Apo y aqui no son asi? abundante; de hecho veo un poco a los chicos? decepcionado. Cuando en cambio pasamos al santuario, ¿el entusiasmo? mucho: en el salto desde el arrecife de coral hacia el mar profundo, experimentas una emoción única. Cómo permanecer en el borde del mundo. Pasamos, creo, unas tres horas entre peces y corales, hasta que nos damos cuenta de que somos el único barco en el mar y que el tiempo está empeorando. Regresemos a Balicasag y almorcemos en uno de los pocos bares / restaurantes de la isla; esperamos un poco más, admirando el talento de los jóvenes filipinos en el baloncesto bajo la lluvia, y luego con nuestros guías decidimos movernos.
¿Llegamos al pi? Grande de las llamadas Islas Vírgenes: la Isla de San Francisco, donde nos recibe una estatua del Padre Pío de al menos 3 metros, evidentemente traída por católicos italianos. En un barco, de hecho, se puede leer claramente? Isola di San Francesco? y C ?? también una iglesia dedicada a él, con en su interior un museo sobre la vida del Padre Pío. Característica de la isla? una lengua de arena en forma de media luna, que no podemos disfrutar plenamente dado el clima.
Finalmente, regresamos a la playa de Alona y nos deleitamos con una muy buena cerveza artesanal (las cervezas artesanales Cebruery) en el restaurante Bamboo, ¿y luego conocemos más? tarde para ir a cenar y pasar una agradable velada en uno de los muchos bares de Alona.

Día 13

19 de enero: Mactan
Por la mañana, con mucha tranquilidad, arreglo mis cosas y devuelvo la scooter; Saludo a los chicos españoles que te volverán a ver? en El Nido, y en moto / taxi partí hacia el puerto de Tagbilaran. ¿Cómo ya? dijo, cada vez ,? bueno ser mas? de una hora antes en puerto, para comprar el boleto y dejar el equipaje. De Tagbilaran a la ciudad de Cebú se tardan aproximadamente 3 horas. ¿En la ciudad? las celebraciones por el Sinulog son muy activas, ¿quién entrará? en su totalidad al día siguiente; de hecho, al llegar al puerto c ?? mucha confusión, hay mucho tráfico y por eso opto por una moto para llegar a la isla de Mactan donde se encuentra el aeropuerto. En unos 40 minutos, entre los callejones y la supercarretera que conduce a uno de los dos puentes de conexión, llegamos a Mactan.
¿La casa de huéspedes de Noruega, mi alojamiento durante la noche, no está lejos del aeropuerto y de la isla? completamente fuera del caos de Sinulog, por lo tanto estratégico para el vuelo de las 10,00 de la mañana siguiente a Palawan. Durante el Sinulog no funcionan n? la línea telefónica n? Internet, excepto wi-fi en hoteles y algunos centros comerciales: ¿y qué? muy difícil comunicarse especialmente con los lugareños.

Día 14

20 de enero: Puerto Princesa
Por la mañana, desde mi hotel tomo un sidecar al aeropuerto por solo 8 pesos (aparentemente una tarifa plana de lo que me dice el dueño noruego de mi hotel); ¿en realidad? ¿Me dejarás? alrededor de 1 km por qué? incapaz de continuar. Desde aquí, por 20 pesos con moto taxi llego a Salidas. Philippe Airlines a las 10 a Puerto Princesa, la ciudad? ¿Pi? importante de Palawan, vuelo pagado 40? Dos meses antes. No tomé un vuelo directo a Coron o El Nido, como las chicas, ¿por qué? mi meta ? visite el río subterráneo entre las 7 maravillas del mundo natural. El río se encuentra en Sabang, un pequeño pueblo en el lado occidental de la isla y un poco más lejos. Norte. ¿Aunque hay tours que parten de la ciudad? Todos los días (aparentemente demasiado estresante y apresurado), decido dormir dos noches cerca de esta atracción. ¿Debo llevar un triciclo a la estación de San Jos? de los buses, de donde sale la camioneta para Sabang (la única que llega directamente al pueblo) al precio de 200 pesos y ¿cuánto costará? ¿poco más? dos horas. En el camino, entiendo que Filipinas tiene mucho que ofrecer: incluso cuando crees que estás acostumbrado a la belleza, Palawan viene a hacerte entrar en razón. La furgoneta me detiene justo antes de la entrada al pueblo de la costa, en mi alojamiento: el Bambua, ¿cuesta 11? por noche, inmerso en la selva y con habitaciones rústicas equipadas con ventiladores. Sabang, a pesar de tener un par de grandes resorts de playa, mantiene su autenticidad. de un pueblo filipino, entre la inmensa selva tropical, los arrozales y el océano. ¿Sin duda uno de los más? salvajes que he visto en mi vida, a pesar del fuerte atractivo turístico del río subterráneo.

Día 15

21 de enero: Sabang y el río subterráneo
Por la mañana, por lo tanto a las 8,30 am, estoy en la entrada de la oficina de turismo, donde encuentro una ceremonia religiosa, en la que participan la mayoría de las mujeres del pueblo; ¿después de lo cual? Me pongo en fila para pagar la entrada (150 pesos) más? el impuesto al medio ambiente (80 pesos); Yo tengo el boleto número 16 y, considerando que también pueden llegar a 600 turistas al día, ¿no? malo. Firmado todo el papeleo, me dicen que espere en el lado izquierdo del puerto los botes que llevan al río, pero pido un guía para cruzar el tramo corto de selva, entre Sabang y el río subterráneo, entonces me muestran el quiosco de la derecha. Al precio de 200 pesos un vecino (con chanclas) me lleva por el camino dentro de la selva, no habla mucho inglés pero? muy joven y? bueno que la gente local trabaje; en general esta super atraccion me? parecía estar muy bien manejado, ¿no? basura y la comunidad? ? todos involucrados.
Después de cruzar un primer río con una balsa, tomamos el? Jungle Trail? eso no es ? muy exigente si se excluye un último ascenso de 10 minutos bastante empinado y el fuerte calor. Llegado a la entrada del río, dejo la mochila a mi guía y me hacen embarcar con una familia de japoneses. Hay, hasta ahora, 15 barcos dentro del río y, ¿considerando cuánto? de ancho (habitaciones de incluso más de 200 m) y cuánto? de largo (4.6 km a pie si ves aproximadamente 2, longitud de 24 km), ¿no puedes? considerar absolutamente lleno de gente. El espectáculo ? asegurado; ¿Qué es lo que más se pregunta? Cuáles son las dimensiones de las conformaciones rocosas, pero ¿qué hizo que este lugar entrara en las 7 maravillas del mundo natural? fácil accesibilidad? y la profundidad ?, tambien porque? de cuevas fantásticas? llena el mundo. Al final del recorrido, regreso a mi guía y salimos por el mismo camino; muy cerca de la entrada del río, vemos un enorme lagarto monitor y un grupo de macacos.
¿Nos encontramos con otro guía con un turista checo, ambos felices de poder hablar un poco? mientras caminamos, hacemos el viaje juntos, y él me convence de probar la tirolina, ¿actividad? que nunca me ha atraído, no por miedo pero ¿por qué? Siempre he pensado que es muy turístico. Luego llegamos a la playa de Sabang y giramos a la derecha, hacia una pequeña colina con vistas al mar, desde donde nos lanzaremos. ¿La emoción fuerte? ¿mucho más? por la perspectiva diferente del paraíso en el que me encuentro, que por el lanzamiento en sí.
Luego dedico el resto del día a la relajación, con un masaje en la playa al atardecer, poco que decir: Sabang merece una visita.

Día 16

22 de enero: Llegada a El Nido
¿Por la mañana voy a la playa donde me iré? La camioneta a El Nido a las 7,30, como me dijeron cuando el día anterior había comprado el boleto por 450 pesos. ¿El autobús en realidad? ¿salir? a las 8,30 por qué? estamos esperando que lleguen otras camionetas de otros lugares cercanos; Cosas así pueden pasar en Filipinas, siempre te lo tomas todo con una sonrisa para que tus quejas no cambien nada. En unas cuatro horas y media de espléndido viaje, en la parte norte de Palawan, llego a la estación de autobuses, justo antes del pueblo de El Nido; Cojo un triciclo hasta el centro por 30 pesos y me voy a mi alojamiento.
El día anterior, Booking.com me había advertido que mi reserva fue cancelada en la posada Marigold frente a la playa en la playa, debido a un incendio causado por un restaurante de pescado cercano: me habían ofrecido alternativas al mismo precio pero no demasiado atractivas. Dado que mis amigos tenían el mismo problema, decidimos tomar una habitación para cuatro personas no muy lejos del hotel original, por el precio de 1800 pesos por 3 noches. ¿El Nido de enero a mayo? siempre muy concurrido y es mejor reservar todo con anticipación. Siguiendo el consejo de los españoles, reservamos un tour con la empresa Kraken a un costo de 3000 pesos; en realidad, también hay tours de isla en isla a 1000/1200 pesos, pero decidimos enfocarnos en la calidad. Entonces, dejamos 4 días antes 1000 pesos de depósito a través de su página de facebook, y pagamos el resto en la mañana en el acto.
¿El Nido? un pueblo creado para los turistas que desean visitar el archipiélago de Bacuit en rápida expansión; el centro? muy bonito con varios restaurantes y bares interesantes, pero a los lados del pueblo se pueden ver los primeros super-resorts y centros comerciales.

Día 17

23 de enero: Tour A El Nido
Por la mañana nos despertamos muy tranquilos, la empresa Kraken suele salir después de los otros barcos para disfrutar de las distintas islas y bahías, solos o casi, y debo decir que la estrategia funciona, también considerando que fuimos los únicos en disfrutar del atardecer. en un barco. A las 10,30 estamos en la sede de Kraken en la playa; en los dias antes de c ?? era un buen viento y el mar no? muy calmado. Las chicas tomaron unas 5 y media de Coron con mar muy agitado y esto, para gente desacostumbrada, ¿se puede? ser aterrador. En general, ¡evite tomar el ferry si ve el mar demasiado agitado y / o sobrecargado de gente! ¿Las olas son más? en alta mar, luego después de un abordaje difícil y superado los primeros diez minutos, llegamos más? al oeste, dentro del archipiélago de Bacuit, ¿dónde está el océano? definitivamente más? calma. Las dos giras pi? Los elegidos son A y C: puedo recomendar encarecidamente la primera, pero viendo las otras islas desde lejos y relativamente cerca, puedo decir que lo que elijas será? un éxito. ¿El personal de Kraken? muy capaces y agradables, incluso si les pagan mal por lo que hacen; el barco ? grande y seguro, y maneja bien las olas. Nos preparan un excelente y abundante almuerzo filipino, además de bocadillos, jugos variados y cócteles al atardecer. Laguna Grande y Secreta (muy apadrinada) podemos verlos prácticamente por nosotros mismos: para el primero nos dejan un kayak para dos, mientras que para el segundo y todos los demás se detiene una máscara y zapatos de rock.
Regresamos a la playa de Corong Corong, ¿desde? ¿Pi? cubierto por los vientos, a las 18 pm disfrutando del atardecer. ¿Entonces tomamos un triciclo para regresar a El Nido y una vez allí? alquilamos dos scooters hasta la noche siguiente. Cenamos en el excelente restaurante griego en la playa y terminamos con una copa, en uno de los muchos bares de madera a pocos pasos. planes que hay en la ciudad.

Día 18

24 de enero: Playa El Nido Nacpan
Elegimos no afrontar otro paseo en barco al día siguiente, ¿también por qué? el Island Hopping ya ha sido ¿un poco? y otro me espera en Coron. Así que por la mañana nos levantamos tranquilos y vamos con las motos a desayunar a la espléndida The Nesting Table, encaramada entre los árboles en la playa de Corong Corong; Supere las escaleras de bambú y entre en un mundo fantástico, entre el canto de las aves tropicales y una espléndida vista de la bahía de Bacuit.
¿Salimos para una playa más grande más? al norte, pasando por la zona en construcción que sigue la costa desde El Nido, y durante unos 5 km el polvo nos impide disfrutar del recorrido. ¿El Nido? ¿ya? bastante famoso y Palawan? estado en los últimos años pi? veces llamado isla pi? hermosa en el mundo; entonces,? Es normal esperar una rápida transformación (para peor) de este destino. ¿Son ya grandes centros comerciales y restaurantes de comida rápida? abriendo todo alrededor de El Nido, y el tráfico cerca del centro no lo es? particularmente agradable.
Continuando, la vista definitivamente mejora y Palawan aclara su fama: podría haber seguido yendo hacia el norte para siempre, en cambio siguiendo las indicaciones y con la preciosa ayuda de Maps.me, llegamos a la playa de Nacpan, después de un total de 22 km. Desde la carretera principal, gire a la izquierda por un camino sin asfaltar, hasta llegar a un kiosco donde debe registrarse pero sin tarifas de entrada; desde aquí, aún continuando entre hoyos y niños, llegamos finalmente a la inmensa playa. Playa de Nacpan? 5km de largo y? entrada por derecho entre las 10 mejores playas más? hermosa en el mundo. ¿Encuentras buenos alojamientos en Booking, o si eres más? Aventurero, puedes probar el fantástico albergue Mad Monkey en la playa.
Por la noche cenamos en Bella Vita, un excelente restaurante italiano en la playa de Corong Corong, donde saludo tanto a mis amigas españolas como a las chicas, ya que el ferry a Coron me espera a las 6 de la mañana.

Día 19

25 de enero: Coron
Me despierto a las 4,30 en gran silencio, para no despertar a las chicas; lamentablemente para los ferries hay que estar en el puerto al menos una hora antes y el de las 6 am no es una excepción. ¿El viaje? tranquilo y corto, ya que ahora el mar es? muy tranquilo, en aproximadamente 3 horas y media estoy en la ciudad de Coron en la isla de Busuanga. ¿El centro de la ciudad? no se diferencia mucho de El Nido, dos / tres calles paralelas al mar, repletas de hoteles, bares, restaurantes y triciclos; pero los acantilados de esta isla y las de los alrededores son mucho más? bajo.
¿Cansado de madrugar y tarde para las salidas de los distintos paseos en barco, decido descansar un poco? a mi albergue (Happy Camper Hostel, 6 € por noche) antes de almorzar. Como en el Buzz Express y luego alquilo una scooter para llegar a las playas de la misma isla donde me alojo. Salgo en dirección al puerto, desde donde comienza un camino de terracería que bordea la costa: camino a las playas me encuentro con un letrero que dice Termas de Maquinit, ¿el desvío? corto y decide ir. Son balnearios naturales inmersos en los manglares de la costa; a un costo de 120 pesos, se puede? relájese en un gran jacuzzi de piedra que no está abarrotado en absoluto con dos caídas laterales.
Regresé a mi motocicleta y continué otros 15 minutos para llegar a la playa del Cabo, una hermosa playa con vista a la isla Coron con una veintena de turistas y una entrada de 40 pesos (a pagar a las familias locales).
Por la noche, como en el ViewDeck Grill House, con una terraza panorámica y cervezas artesanales Palawan (Palaweno Brewery), y me retiro temprano para enfrentar mi último Island Hopping mañana.

Día 20

26 de enero: Coron Tour A
Por la mañana a las 8.00 estoy listo cuando la camioneta me recoja para llevarme al puerto: ¿será así? Mi último día en el mar y, sin conocer ninguna agencia, tomé el tour estándar A, por el albergue por 900 pesos el día anterior. En el puerto hay una treintena de barcos, uno adosado al otro. Después de comprobar las distintas listas de nombres, los coordinadores me dicen que llegue al tercer barco en la primera fila, ¿y luego ya paso por otros dos barcos? lleno de gente; No tengo problemas particulares, pero para otras personas menos? Ágiles? no? el camino pi? simple de empezar. ¿En el precio del día no? incluido el alquiler de la máscara y los zapatos para las rocas y posiblemente la canoa: por lo tanto, pago otros 250 pesos por el equipo (no hay canoa, es de poca utilidad en este recorrido). El clima ? lo mejor que obtuve en este viaje: mar muy tranquilo, sol y visibilidad? Perfecto. En mi barco hay una familia extensa filipina muy agradable y cuatro chicos franceses; después de unos 20 minutos, llegamos a nuestro primer destino cerca del lago Kayangan. Numerosos barcos están amarrados en una colorida bahía con dos aberturas (divididas por otra pequeña isla), cerca de la playa donde, por medio de escaleras, se sube para llegar al famoso lago; en el punto pi? alto c ?? una fila de personas para llegar al mejor lugar para fotografiar la bahía en el lado norte de la isla de Coron (la foto clásica que encuentras en google y todos los folletos). Lago Kayangan? ciertamente maravilloso, pero, buceando, lo que ves son solo conformaciones rocosas, ¡no hay vida marina! ¿Además? definitivamente el lugar mas? lleno de gente en este viaje. Me temo que el resto del día seguirá así, ¿en la multitud de la mayoría? popular. Afortunadamente, ¿vendrá? negado.
¿El segundo lugar que vemos? quizás uno de los más? hermosa que he visto en mi vida: la Laguna Verde. Además, también somos el único barco que lo visita porque, según tengo entendido, los otros barcos están todos en Twin Lagoon, que no veremos. ¿Un lugar de ensueño donde hay agua? ¿Pi? más verde que de costumbre, lleno de rincones fantásticos de donde nunca querrías irte: nuestro personal decide almorzar aquí en el barco y no podemos ser más? ¡feliz! Solo cuando dejamos la laguna después de 2 horas, llegan dos botes más.
Después del almuerzo, ¿vamos por más? al oeste y aquí, entre la calma plana y los sonidos de la naturaleza, antes de llegar a la playa de Banul, encuentro la manera de tomar una siesta de un cuarto de hora. ¿En Banul el arrecife de coral? muy vivo y aquí también aprovechamos la completa soledad; luego de casi una hora de snorkeling, regresamos en bote para llegar a nuestro último destino.
En la playa de Calachuchi (también en la isla de Coron), encontramos algunos de los barcos de los otros tours. ¿Esta última parada? pura relajación en esta playa con un mar magnífico y rodeada de manglares.
Regresamos al puerto de la ciudad de Coron para las 5,30 y por la noche regreso al Viewdeck para tomar una última cerveza con vista al mar.

Día 21

27 de enero: Manila
Mi primera decisión fue llegar a la capital desde Corón en barco, pero luego, asustado por el viaje de 14 horas, tomé un vuelo con Skyjet, justo antes de la salida por 62 €. La furgoneta reservada, a través del albergue hasta el aeropuerto, llega a las 7,30 y en unos 30min llegamos a nuestro destino. ¿Saldrá mi vuelo de las 10,20? con un retraso de unos 50 minutos, aterrizando en Manila, luego, alrededor de las 12,30. A la salida del aeropuerto, hay dos tipos de taxis: uno a precio fijo (800 pesos) y otro con taxímetro (por 5km al final pagará 550 pesos).
De Manila, tanto antes de partir como durante el viaje, todos me habían hablado muy mal, sobre todo por el tráfico (que a primera vista no parece peor que Bangkok o Roma) y la limpieza. ¿Se basa la elección de mi hotel? sobre la proximidad al distrito de Intramuros y al puerto (aunque no lo necesite más tarde), así como el precio y la calidad: ¿Acabé en el barrio de Quiap ?. Los turistas extranjeros suelen quedarse en Makati o Pasay, pero, a pesar de todo, no me importa. mi barrio popular, también por qué? Pasé dos días con una chica de Mindanao que conocí en Couchsurfing y que me ayudó a salir de la confusión de la capital. Maricel (este es el nombre de la niña) me lleva al barrio chino cercano, ya que quería hacer algunas compras. de pequeños obsequios, y por la noche nos dirigimos al famoso parque Rizal. ¿Este enorme parque urbano? un punto de encuentro nocturno para muchos filipinos que vienen aquí para hacer un picnic y disfrutar de las fantásticas fuentes de colores. Maricel me explica su admiración (y la de todos los filipinos) por la figura de Rizal, que, según él, ¿sí? sacrificado por su pueblo: si lees su vida seguramente quedarás impresionado. Los filipinos parecen tener conocimiento de su historia y cultura, pero no tanto de su geografía, algo que he encontrado en todas partes del país; y Maricel me lo confirma cuando no puede ubicar su casa en el gran mapa en relieve de las Filipinas en el parque.

Día 22

28 enero
Se suponía que Manila era solo una base para visitar el monte Pinatubo al norte y el lago volcánico Taal al sur, pero varias personas me habían advertido que era casi imposible visitar estos lugares en un día; además, cansado del largo viaje, decido concentrarme en la capital, que antes de la Segunda Guerra Mundial era la ciudad? ¿Pi? hermosa de Asia.
Con Maricel tomamos un Jeepney, que es un jeep abandonado por los estadounidenses durante la guerra y modificado para ser utilizado como transporte público; llegamos al pequeño barrio de Intramuros, el único pedacito de la ciudad vieja. Comencemos de inmediato a visitar la gran catedral de San Agustín (entrada 200 pesos), una iglesia barroca que ha resistido múltiples terremotos desde principios del siglo XVII hasta la actualidad (así como la guerra). La Iglesia ? También para ser considerado como un museo del catolicismo en Filipinas, de hecho encuentro la primera estatuilla del Santo Niño (la del Sinulog), traída aquí por los europeos.
¿Comemos en Casa Manila, otro edificio histórico con un patio que nos recuerda más? Cuba que Asia; Continuamos la caminata en dirección a Fuerte Santiago (Entrada 80 pesos), cerca del río Pasig. ¿Puedes? Imagínense lo hermosa que podría haber sido Manila antes de 1945, cuando en lugar de los rascacielos estaba todo en piedra, como en Intramuros. En este punto, le pregunto a Maricel si c ?? un lugar en particular que le guste, al que difícilmente pueda llegar; luego nos dirigimos en taxi al Venice Grand Canal Mall, a 14 km de donde estamos. El lugar ? prácticamente un gran centro comercial que representa a la ciudad? de Venecia, al estilo de Las Vegas; muchas tiendas y restaurantes, bares en el canal falso e incluso las inevitables góndolas que venden tours a los extranjeros. Deambulando por las tiendas antes de la cena, noto el acento napolitano de los gondoleros filipinos cantando? O? Sole mio? y no ? ¡malo! Me enfrento a mi última cena filipina en el restaurante pi? colorido y extravagante de todos, donde pedimos 4/5 platos clásicos? para compartir? y un? último caballo rojo.
¿Mi vuelo de regreso al día siguiente con Emirates? a las 11,30, luego con Maricel a las 8,30 usamos Grab para llegar al aeropuerto (45min, 500pesos). Te dejo mis últimos pesos para pagar otro taxi, y nos despedimos.
Al llegar al aeropuerto de Suvarnabhumi, espero un par de horas por mi vuelo de Emirates a Fiumicino.

Audio vídeo 20 días a Filipinas
Añade un comentario de 20 días a Filipinas
¡Comentario enviado con éxito! Lo revisaremos en las próximas horas.